Con la tecnología de Blogger.

El silencio de un hijo...





Qué difícil es para un padre ver cómo maltratan a su hijo. Y cuando hablo de maltrato no me refiero a golpes o a insultos, hay maltratos que pasan casi inadvertidos. Y habemos madres que los intuimos en los pequeños cambios que presentan nuestros hijos.

Este fin de semana descubrimos la razón del cambio en la actitud de nuestra hija Almendra (10 años): Pasó de ser una niña súper sociable (el timbre sonaba hasta 4 veces en el día) y comunicativa (todo el edificio hablaba con ella) a encerrarse en su pieza escuchando música o jugando con sus muñecas. Todo comenzó el Sábado cuando Hugo le pidió que en vez de mirar tanta tele (conducta poco habitual en meses anteriores) que bajara a jugar con las niñas del edificio. Lo hizo de mala gana y lo interpretamos como flojera. En una de esas, por instinto, se me ocurre mirar desde el balcón para ver lo que está haciendo y con horror descubro que ella está agazapadita en un rincón mirando a los otros niños jugar. Luego de varios minutos ella se acerca al grupo de niños e intenta unirse, pero con más horror aún, descubro que un par de niñas hace que el grupo se desarme y la dejan sola, en medio del patio.

A los 5 minutos ella llega de vuelta al departamento y nos dice que su amiga Sofía jugó con ella un rato pero que después se aburrió y se devolvió a la casa. Mi corazón se hizo chiquitito y quise decirle que no bajara a jugar más y que se quedara con nosotros, pero Hugo me convenció que la única forma que esto se terminara era que ella siguiera insistiendo a que la aceptaran en el grupo de juego.

Ayer Domingo alargué un poco la salida a jugar. La dejé ver televisión, leyó un libro de Mafalda y después jugó en la computadora. En la tarde Hugo le pidió que bajara a jugar un rato para que despejara "los pajaritos". Y otra vez yo estaba pegada en el balcón mirando qué hacía ella y qué hacía el grupito.Y vuelta a observar con sorpresa como el grupo se movía cada vez que ella intentaba acercarse! Hubo unos minutos en que ella se sentó entremedio de las jardineras a sacar hojas de las plantas y un par de niñas se interesaron en lo que estaba haciendo y se acercaron a hacer lo mismo. Y a los pocos segundos, las gemelas (deben tener no más de 8 años) se acercaron a las niñas y se las llevaron. Ahí me di cuenta que ellas son "las abejas reina", los niños siguen y hacen lo que ellas dicen. 

Me vino a la mente dos sábados atrás cuando llegamos al edificio y había un cumpleaños con juegos inflables, payasos, máquinas de popcorn y un karaoke infantil. Se veían todos los niños del edificio jugando abajo y pensé que era un "evento de la comunidad", le pregunté a la Alme y ella dice: "Voy a ver". Regresó a los minutos, con cara de pena y me dice que estaba terminando y que era el cumpleaños de su amiga Sofía, que cuando la vio le dijo que "se le había olvidado la invitación para ella" y que las gemelas le dijeron que el "cumpleaños era sólo con invitación y cerraron la puerta del salón". Debí haberme dado cuenta en ese minuto lo que estaba pasando!

Mi Almendra no es de conflictos, no sabe decir garabatos (eso creo), nunca me han llamado porque haya estado en medio de algún problema en el colegio, es más siempre me han dicho que ella se adapta a los grupos y es algo así como "la madre" en los casos de problemas entre compañeros. Siempre le hemos dicho que TODOS somos iguales, que ninguno es peor o mejor que el otro. Que cuando se discrimina a alguien, a esa persona se la disminuye y se le hace creer que no existe y que eso no es cierto.

Si yo le enseño eso, por qué otros padres no hacen lo mismo con sus hijos? Tendré que cambiar mi forma de crianza y decirle que mejor le diga un par de garabatos a estas niñas?, que forme un grupo de "renegados" y que les peguen a los otros? Que es mejor que ella cambie y deje que las demás le digan como ser para que no la aparten?

Esta tarde leía información acerca del Bullying, porque cuando se habla del Bullying uno piensa inmediatamente en golpes o garabatos. Pero no, una forma de Bullying es separar a los niños socialmente, "ningunearlo" delante de los otros niños para que el propio afectado vea que no tiene valor en esta "sociedad". También los "Bulliers" someten al grupo para que se separen y “envenenan” a otros contra él. Con esto no importa lo que el niño haga o deje de hacer, todo es utilizado y sirve para inducir el rechazo de los otros. "A causa de esta manipulación de la imagen social de la víctima, muchos otros niños se suman al grupo de acoso de manera involuntaria y haciendo sentir que el acosado merece el acoso que recibe".

Y cuando terminé de leer esto es que me di cuenta de que mi Alme había cambiado muchísimo en menos de 1 mes: ya no salía a jugar, su amigo ya no la venía a buscar, las niñas pequeñas que jugaban con ella en los columpios no jugaron más y así, poco a poco mi niña se volvió una solitaria encerrada en su pieza, escuchando música, leyendo libros y jugando con su hermana. Cuando le pregunté, dijo que era más divertido jugar con sus muñecas. Que el Santiago no quería jugar porque "las mellizas decían: "son pololos, son pololos" y todos les cantaban lo mismo. Que le dijeron que tenía las piernas peludas como hombre. Que usaba lentes. Y así.... cada palabra que salía de su boquita era una daga para mí y en mi cabeza me repetía: cómo no me di cuenta antes?, por qué la obligamos a ir a jugar?

Mi naturaleza de leona me mandaba a que bajara a gritonear a las niñas, a llamarle la atención al Santiago, a garabatear a las madres de estos cabros chicos de mierda... pero mi corazón me decía que esa no era la solución. Mi solución es proteger a mi hija, no exponerla más ni mucho menos a seguir humillándola frente a estos niños. Como madre sé que mi función es darle las herramientas para defenderse en estos casos, pero ¿cómo le enseño que todo lo que le dije antes sobre la discriminación y el bullying a los otros, todo eso es palabrerío cuando la discriminación y el bullying es hacia ella?

Siento que mi labor como madre ha sido pobre, qué cuando la debía defender no lo hice, que ahora tengo que esconderla para que no la sigan molestando. Pero mi instinto primitivo me dice que debiera enseñarle a defenderse, a golpear si la golpean, a garabatear si la ofenden, a pisotear a quién la humilló... y así es como me volvería una más de las madres/padres que hacen que el círculo de la agresividad no cierre nunca.

Soy hija de un padre violento y de una madre golpeada. Fui polola de un hombre que apenas supo de mi embarazo me golpeó hasta que se aburrió. Fui víctima de bullying cuando chica y hasta que salí del colegio. Mi pasado no es el mejor ejemplo para mis hijas, pero por lo mismo es que quiero que no se repita ni en ellas ni en nadie más...

Quién está conmigo?

14 comentarios:

Pilar 16 de abril de 2012, 13:03  

Me siento plenamente identificada contigo con respecto al bullying y la violencia en el embarazo y entiendo que te sientas así. A mi hija le hacen bullying en el colegio y yo lo que hice fue "si te hacen algo nos dices, nosotros siempre te defenderemos" y así fue, después de un año escolar de bullying claro. Por mi le habría dicho que se defendiera a golpes o palabras, mi mamá jamás me enseñó a defenderme y yo jamás me defendí pero justamente opté por lo que tú dices, que mi hija no pasara de ser agredida a agresora.

Tal vez lo peor es enseñarles a esconderse pero si nosotras no sabemos manejar la situación y ella tampoco no vamos a sacrificar tampoco los valores que hemos aprendido por un ataque de rabia e impotencia. Tal vez hablar tranquilamente con los padres de los niños sirva aunque generalmente ese tipo de burlas es lo que los niños escuchan de sus padres.

Creo que tomaste la mejor decisión. Un abrazo.

Clarits 16 de abril de 2012, 13:10  

Gracias Pili!! Uno de los "problemas" es que la madre de las "niñitas" se instala todas las tardes a mirarlas mientras juegan... y las garabatea delante de todos. Ante eso uno opta por no actuar de la misma forma. Lo que vamos a hacer es invitar a sus compañeras de colegio y a las amigas que ha echo en otros lados para que vengan a pasar la tarde con ella. Vamos a "experimentar" para ver si así las otras niñas comienzan a hacerla parte de los juegos otra vez. Y quiero abarcar un poco más: quiero ver si alguien viniera a hacer charla de bullying en el edificio. A ver que tal me va.

Pilar 16 de abril de 2012, 13:21  

Es lo mismo que intentamos hacer con Amiya para su cumple, invitar a las compañeras con las que se lleva mejor y que se vayan contando lo bien que lo pasaron para que todas quieran ir a la casa. No nos resultó mucho porque llegó una niña y un niño, pero espero ellos lo hayan pasado bien, aparte se llevaron un montón de sorpresas y dulces (cuerda de saltar la niña y autitos el niño).

Me decidí a hacerlo porque en el condominio donde vivía antes le hacían bullying a una niña también y lo que su mamá hizo fue hacer distintas fiestas para todos los niños del condominio, la última fue halloween. La mamá tenía de todo para los niños, hicieron concursos, sacaron fotos, etc. Los niños no la molestaban más y la integraban aunque la seguían pelando (los pillé un par de veces) pero ella igual se sentía bien e integrada aunque la mamá sabía que la pelaban y la dejaba juntarse menos con las niñas y dejó de hacer fiestas, pero fue una solución.

Ojalá resulte eso con la Alme y si no, traten de invitar más seguido a sus amigas :) Si mi hija mayor viviera conmigo te diría que nosotras vamos pero ella viene algunos finde. A ver si algún día podemos coincidir ;) total las dos niñas son de edades parecidas (9 años la mayor y la menor 1 año 8 meses).

Clarits 16 de abril de 2012, 13:33  

Si!! también se me ocurrió lo de hacerle ahora a fin de mes un "Spa para niñas" en el Salón de Eventos y que no invitara más que a sus amigas del colegio. Pero después pensé que ella iba a estar haciendo con las otras niñas lo que le hacen a ella y no le gustaría. Así que vamos a juntarla con más niñas de su edad y a ver qué resulta de todo esto. Esperamos que al irnos a nuestra casa definitiva y como la entregan a fin de año, seremos todos nuevos y así se conocen todos al mismo tiempo.

Lore 16 de abril de 2012, 15:02  

Nosotros como familia tuvimos un pequeño episodio con mi Paulina durante 1 año, donde aparte de 2 niños que la hostigaban constantemente, se sumaba la profesora jefe, que no hacia mas que decirle lo mala persona que era y que no sabia nada (mi hija antes de esa "profesora" fue 2 años seguidos el promedio mas alto del curso y mejor compañera, presidenta, etc) resultado, del promedio 6,8 que tenia bajo a 6,1, ademas de un estuche que volo hacia la cabeza de la profesora por que mi hija estaba HARTA.
Al año siguiente en colegio nuevo sufrio un episodio pero fue una pelea. Ahi me cuestione.... quizas no eran los otros los culpables... claro, mi hija como tenia el cetro de "la mejor" tenia un ego enorme. Que hice? le baje los humos que se le habian subido a la cabeza, le dije sin peras ni manzanas, tal cual lo que ella estaba provocando... Sabes que fue lo mejor que pude hacer, incluso la directora que dijo "no tenia matricula para el proximo año" me pidio disculpas y admitio que Paulina era una buena niña, que habia cambiado mucho y era el mejor elemento que tenia en la sala.

Yo creo que a veces nos cegamos por el dolor, la pena, la rabia de ver como nuestra hija sufre, pero tambien hay que hacer de tripas corazon y ver que nuestras hijas tambien son hincha pelotas, tambien pueden ser pesadas... y eso no siempre es bien recibido. O no?

Faith 16 de abril de 2012, 19:09  

Es un tema ultra delicado este del bullying. Y hay tantas formas distintas de bullying que a veces ni lo identificamos con claridad o lo identificamos tarde.
En el caso de tu hija, lo que yo haría seria que ella siguiera saliendo a jugar, pero que no salga a "rogar" que la dejen jugar, que la incluyan, sino que salga con su hermana, jueguen juntas o invite a alguna amiga del colegio y jueguen juntas en el patio, frente al otro grupito, que se den cuenta que no le afectan, que no le hacen daño. Entristecerse, esconderse, solo alimentara el ego de esas gemelas, y les dará argumentos para seguir diciéndole a los demás que tu niña es una aburrida y tiene quien sabe cuantos defectos mas y no deben dejarla jugar mas.
Y si no tiene compañía, que baje con su libro a leer abajo, que la vean siguiendo consu vida.
Hasta suena desagradable, pero, si adoptar la misma actitud no funciona, y esconderse tampoco, pues que siga las rutinas lo mas normales posible.

Paula Daniella 18 de abril de 2012, 7:02  

Haber... creo que tocas muchas aristas que dan para hablar de mucho, mucho más que para escribir. Es en estos casos en que una dice "por la chucha que estoy lejos y como quisiera irte a ver para conversar un rato con un café al lado (sin cigarros, claramente xd)y al menos darte un abrazo y decirte que no eres una mala madre.

El tema del Bullying o acoso escolar o matonaje (como vendría siendo la interpretación al español) es un tema re amplio y que no solo se concentra en una escuela o en las 4 paredes de un aula, es un tema que se da como lo viviste tanto afuera como adentro de casa, afuera o dentro del colegio, en el furgón, con los primos, con los amigos... Esta agresión y como muy bien lo mencionaste no necesariamente se da de manera física o verbal, hay estudios y encuestas que se realizaron a chicos agredidos en que mencionaban que la agresión que más les dolía a ellos es la indiferencia y el ignorarles mucho más que un golpe o un daño físico, lo mismo se repite con la violencia intrafamiliar, en donde los chicos y chicas prefieren ser agredidos fisicamente y no emocionalmente.
Pues bien, viendolo desde afuera creo que la actitud que optas por tomar a la hermosita Almendra y refugiarla en uds. no es la más adecuada, no puedes evitar vivir lo que está pasando, no puedes evitar o negar la realidad, es aberrante, lo sé, lo sabemos, pero no queda otra. De qué sirve la buena crianza?, con los hechos vividos nos da para pensar que no sirve de mucho criar con amor, valores y respeto, pero no por la maldad que haya en el mundo nos vamos a arrepentir o dudar de lo que entregamos si sabemos que es de calidad. Creo que hay que buscar medidas y técnicas para apoyarse y enfrentar la situación, y para eso hay que instruirse, tomar valor y darle pa delante.

Ahora desde mi perspectiva personal me da montón de rabia y yo misma iría a darles un tirón de mechas a esas cabras chicas, y no vengan con que "los niños no tienen idea de lo que hacen" porfavor! si saben lo que hacen, son concientes de lo que hacen, PERO OJO!, esa conducta viene de algún lugar, tiene una historia, un precedente que lo más seguro tenga que ver son su nucleo familiar. Ellas no son así porque se les paró la cola, pero no por eso vamos a justificar su actuar.

Es muy dificil cuando le toca a uno pasar por estas situaciones, hoy en día todos opinan del tema pero cuando le toca a uno no se sabe que hacer, quedamos congelados, temblorosos y con la puñalada de "estaré haciendolo bien como creí?", aquí a nadie le enseñaron a ser papá, mamá, hijo, hija, hermano, hermana, etc. Pero cuando en la vida te pones la meta de hacer las cosas mucho mejor de como te tocó a ti vivir creo que es la mejor base que puede haber, cuando entregas amor y valores sin incluir las ambiciones y envidias que nos rodean, ahora queda entregar las herramientas para que ellos a su corta edad y poca experiencia logren comprender lo frío que es allá afuera pero que a pesar de todo sí habrán personas como ellos, buenos de corazón, aceptando la diversidad, amables, concientes y cariñosos, pero que lamentablemente es díficil encontrarlos a la vuelta de la esquina, pero que también dentro de los errores del resto también hay capacidad para cambiar, para mejorar y uno tiene que enseñarles a perdonar.

Cuando se es adulto es tan difícil perdonar, comprender, aceptar que creo sería un error no eseñarles a los hijos esa gran virtud para ser mejor de lo que uno es.

Hay que ponerse bien puestos los calzones, llorar lo que hay que llorar y salir adelante como siempre, esa gran virtud de las mamás es unica y ahora no pueden flaquear, se les parte el corazón, lo sé, pero no queda de otra. Demosle las herramientas a los nenes y las nenas, es una gran tarea pero no imposible y para apoyarde en eso está la vendita tecnología, este blog es un tremendo paso, si no existiera estaríamos hablando de esto y meditandolo?? aunque sean un par de personas o un millón el que lea esto ya es un paso.

Mariajosé 18 de abril de 2012, 7:58  

Yo no soy mamá (y espero no serlo hasta dentro de varios años más) pero soy hermana y es una lata/rabia/impotencia ver que pase eso con una de las personas que más quieres... cuando mi hermanita entró al colegio pasó algo similar y siguió pasando durante un tiempo (tipicas niñitas que se juran el hoyo del queque, hijas de mamás prepotentes y ordinarias). la opción que tomó mi mamá (ahora veo que no fue la mejor) fue decirle que se defendiera que nosotros siempre la apoyábamos... y bueno, al final mi hermana nunca ha tenido una buena relación con sus compañeras (no encajan), pero sí con los niños. Pero a esta edad (15) ya le está pesando por obvios cambios de los niños a esa edad. En su curso la respetan, es "un lider positivo" como la llaman los profesores y su opinión es bien considerada. ¿el problema? ella los odia y le da rabia ir al colegio.
Ojalá no tengas más problemas con tu hija, lo peor es que son cosas que uno no puede manejar...

flotante 18 de abril de 2012, 12:10  

Que fuerte la historia, jamás he tenido contacto con el bullying, recién tengo una hija de un mes y no me imagino como puede ser el futuro.

Están tan malos los niños y niñas de hoy... ¿o serán los padres? porque al final son los padres los responsables de las conductas y personalidades de los hijos, ellos no se crían solos.

La determinación de no enseñarle lo malo lo encuentro súper loable, eres una buena madre y por ningún motivo una mamá "pobre" como mencionas, eres una mamá que está entregando tremendos valores a su hija, de esas pocas que están quedando, mantente firme.

¡Notable post!

Eli 23 de abril de 2012, 7:54  

Yo tengo una opinión diferente, espero poder compartirla de la mejor manera sin ofender a nadie.
Una Educadora Diferencial me hizo dar cuenta de muy buena forma que los Padres incurren en el grave error de intentar (y hacer todo lo posible) para lograr que "El entorno se adapte a nuestros hijos", cuando en realidad y por miles y miles de años, la evolución ha mostrado lo diferente: Es la especie que es capaz de adaptarse al medio la que es capaz de evolucionar y sobrevivir. Esto en terminos muy impersonales y muy frios es cierto y de una u otra forma tenemos que hacerles frente porque siempre el medio sera Hostil.
No puedo crear una burbuja de amor para mi hijo cuando afuera hay guerra, muerte, desastres... Yo debo darle a mi hijo las herramientas para que el sea fuerte y sepa defenderse cuando se sienta atacado. No quiero con esto decir que enseñare a mi hij@ a ser agresivo y mucho menos intolerante, simplemente hacer ver que si El medio no me ayuda, yo debo hacer algo para sobrellevarlo.
Mi marido sufrio el llamado "Bullying" mucho tiempo en su infancia, pero el me dijo: "si los demas no querían estar con ellos yo no tenia porque querer estar con ellos, y aprendí a hacer cosas solo y a desenvolverme con otros amigos nomas, asi tenia que ser". Pucha q me costo entenderlo pero ahora siento que todo calza y que estuvo bien.
Yo por mi lado, sin ser muy agraciada fisicamente, pues tipico que las niñas bonitas tienen todos los amigos del mundo, me las ingenie para tener mi grupo diferente y así lo hice mucho tiempo, ahora ya simplemente caigo en cuenta q es parte de la vida, y que me siento bien de haberlo hecho asi. Eso era en el colegio, y bueno, en casa, nadaª, pues no habian niños de mi edad, y fue bien poco lo que sali a esa edad, ingrese a un grupo Scout y ahi fue mi motor de salida durante los 12 siguientes años...
Y bueno, continuando con el tema, tal vez la Alme no tiene que intentar "calzar" en ese grupo sino simplemente diferenciarse y evolucionar, es una niña muy inteligente y tiene tu apoyo, solo necesita ser ella misma y buscar soluciones a su problema.
Cariños!!!!!

Clarits 23 de abril de 2012, 9:17  

ACTUALIZACIÓN DE ESTADO: Este fin de semana la Almendra invitó a una compañera para terminar un trabajo que tienen que entregar este martes y, además aproveché que se viniera a quedar para que jugaran y así monitorear cómo iba lo de jugar con los chicos del edificio. Me van a creer que, diferente a todos los días anteriores, NO HABÍAN NIÑOS JUGANDO EN LA PLAZA?!! Cero, ninguno! sólo la Alme y la Cata que aprovecharon de correr y subirse a los juegos como locas por 2 horas. Durante ese rato, los niños se quedaron en el salón de eventos. El domingo las niñas bajaron a jugar como 1 hora y tampoco se veían niños. Ayer, a las 8pm y hasta las 10pm se escuchaban a los niños jugando y corriendo por la plaza. Ahí me di cuenta que realmente estos niños van a crecer con problemas de sociabilización. La Alme lo pasó chancho con su amiga y nos dijo que le daba lo mismo lo que hicieran los otros del edificio, total "ellos se pierden tener una amiga como yo"... No lo hicimos tan mal parece!! GRACIAS POR SUS COMENTARIOS.

Pilar 28 de abril de 2012, 18:44  

Buenísima la actitud de tu hija :D Un abrazo!

Elva Martínez Medina 1 de mayo de 2012, 7:32  

Hola, acabo de conocer tu blog y con tu permiso me quedo por él.Cuando te apetezca "mi casa" siempre tiene las puertas abiertas.
un saludo

Clarits 23 de mayo de 2012, 13:27  

último comentario: El sábado pasado la "Sofía" (que era su amiga) me la encuentro en los ascensores y me pregunta por la Alme, le digo que estaba arriba y me dice: "sabía que a su hija le hicimos la ley del hielo por rara?" ... ME QUISE MORIR!!! Me dan ganas de hablar con sus padres, pero pienso que no voy a lograr nada y que la situación no va a cambiar.

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital